Ser más atractivos para la generación Z

A la hora de generar una estrategia de redes sociales para atraer a un público objetivo, es necesario tener en cuenta varios puntos claves para lograr el éxito. Los millennials o generación Z es un grupo de consumo que viene en constante crecimiento, y es momento de aprovecharlo al máximo.


Conocidos como bebés digitales, la generación del iPad y demás sobrenombres, aquellas personas nacidas de 1997 en adelante se han convertido en miembros invaluables para la sociedad, siendo más afines al desarrollo y nuevas tecnologías, además de tener el mundo en sus manos gracias al consumo de dispositivos móviles como celulares, tablets y notebooks. Una de las características que más define a este grupo es el uso e importancia de las redes sociales en sus vidas, invirtiendo más de una hora al dia en Instagram, Snapchat, Facebook y similares.


Para acercarnos a éste público, entenderlo y saber qué tipo de herramientas usar en nuestra estrategia de marketing de influencer, podemos empezar por la clave uno, priorizar Instagram.


En la actualidad Instagram representa el zenit en branding visual en todas las redes sociales. Dentro de la generación Z, la red social se lleva la corona sobrepasando a Twitter o Facebook, donde residen usuarios de otras edades. Las marcas quieren conectar con personas jóvenes y no hay que buscar debajo de las rocas para encontrarlas, simplemente hay que abrir Instagram para darse cuenta que las marcas de comida, ropa, maquillaje y deportes entre otras ya están utilizando influencers para promocionar sus productos.


Otra forma de saber si estamos apuntando con nuestra comunicación a este grupo etario es contestar ciertas preguntas de forma honesta. ¿Nuestra marca ofrece mejorar sus vidas? ¿Las personas utilizan nuestro producto o servicio diariamente? ¿Estamos haciendo del mundo un lugar mejor? Una vez que definamos nuestro público objetivo hay que considerar aliarse con un influencer que comunique a través de su cuenta nuestro mensaje a su audiencia, que estará alineada a lo que nosotros ofrecemos como marca.


Una de las claves menos tomadas en cuenta es que pocos invierten en video. Con Facebook Live en el 2016 y IGTV dos años después, el contenido en video es el futuro del branding en internet. Videos cortos, con contenido original permite generar views; teniendo en cuenta que en promedio una persona de la generación z mira 68 videos por día en diversas plataformas nos da una idea del mercado que hay para ese tipo de contenidos visuales.


Todas las claves anteriores funcionan muy bien siempre y cuando estén conectadas por un denominador común: ser auténticos. Al estar en las redes sociales las personas quedan expuestas constantemente, no es recomendable decir una cosa y al otro dia contradecirse; eso hace que la audiencia pierda confianza en la marca, por eso el influencer que trabajará con nosotros debe ser real a si mismo, creer y confiar en la marca que está promocionando.


Muchas marcas tienden a apoyar una causa en paralelo a promocionar sus productos, por esa razón trabajan con influencers que realmente creen en eso y lo demuestran día a día en sus vidas; generando una filosofía de “vivir como uno predica”, y esto a los ojos del público objetivo, es clave para confiar tanto en la marca como en su figura de inspiración.


Teniendo en cuenta estas claves, lograremos ser más atractivos para esta generación de personas que están cambiando la forma en hacer publicidad gracias a su entendimiento, compromiso e inversión al mercado del marketing digital.